Listen Live
WERE AM Mobile App 2020

LISTEN LIVE

Warehouse manager giving instructions to forklift operator

Source: ferrantraite / Getty

Según lo publicado por ABC6, Kimball Midwest, una empresa en el corazón de Ohio, ha adoptado una innovadora estrategia para superar las barreras lingüísticas en su diversa fuerza laboral. La empresa, con sede en Columbus ha comenzado a ofrecer clases de inglés a sus empleados inmigrantes antes de que empiecen sus turnos.

La iniciativa surgió a raíz de una significativa escasez de mano de obra que la empresa enfrentó justo antes de la pandemia. Con más de 30 posiciones abiertas en su almacén, Kimball Midwest recurrió a una agencia de empleo centrada en inmigrantes para llenar estos puestos, atrayendo a trabajadores de diversas partes del mundo. “Todo es bilingüe. Todo tiene español e inglés”, destacó Good, un líder de la empresa.

Para abordar las barreras de comunicación, Kimball Midwest se asoció con FESTA, una organización que enseña inglés a más de 1,000 inmigrantes anualmente en el centro de Ohio, llevando clases de ESL directamente al lugar de trabajo. Varios empleados hispanos, muchos de Venezuela, han podido mejorar su inglés gracias a estas clases, facilitando su integración y desempeño en la empresa. Paralelamente, cerca de una docena de gerentes se han inscrito en clases de español, reconociendo la importancia del idioma en sus operaciones diarias.

El énfasis en el aprendizaje del español subraya la creciente relevancia de este idioma en Estados Unidos, especialmente en sectores con alta concentración de trabajadores hispanohablantes. La dualidad lingüística promovida por Kimball Midwest no solo mejora la comunicación interna, sino que también fortalece las relaciones laborales y fomenta un ambiente inclusivo y respetuoso.

Además de las clases de idiomas, la empresa ha invertido en “cobots” que pueden proporcionar instrucciones a los empleados en más de 30 idiomas diferentes, asegurando que todos puedan seguir las directrices y procedimientos sin dificultades lingüísticas.

Los líderes de Kimball Midwest enfatizan que todos sus empleados están legalmente autorizados para trabajar en el país y creen que apoyar a la población inmigrante contribuirá a la longevidad y éxito de la empresa. Kim Emch, fundadora de FESTA, tiene la visión de expandir este modelo a otras industrias, como la restaurantera, en el futuro cercano. La iniciativa de Kimball Midwest de fomentar una fuerza laboral diversa y bilingüe es un ejemplo de cómo la integración cultural y lingüística puede impulsar el éxito empresarial en el competitivo mercado global actual.